[…] ← Sudor, ¿quién eres y a qué te dedicas? […]