Yo uso homeopatía en la lucha contra el cáncer de mama

20160313_173048

Sí, soy una de esas personas a la que engañan con la homeopatía, esos brebajes y bolitas sacaperras que no valen para nada porque no tienen base científica. Es normal, me creo todo lo que me dicen, soy bastante inculta, nada crítica, cero observadora y muy fan del “sí bwana”. Si una persona en la que yo confío mucho me dice que use la homeopatía, yo la uso y si hace falta me invento que obtengo resultados para no ir contra esa persona.

Porque por supuesto, lo que verdaderamente funciona son los medicamentos que comercializan las empresas farmacéuticas. Esas sí generan mucha confianza, porque se producen entre probetas, en laboratorios químicos, dirigidos por personal muy formado, de carrera y con mucha ética. Y además avalados por la gran industria farmacéutica.

En mi lucha contra el cáncer de mama he utilizado homeopatía desde el primer día. No he sustituido los tratamientos de quimioterapia, cirugía y radioterapia, pero sí los he complementado con macrobiótica, reiki, meditación, deporte y homeopatía. Ya ves, me sobra el dinero para hacer extravagancias.

El “efecto placebo” de la homeopatía

Con el “efecto placebo” de la homeopatía he conseguido controlar los efectos secundarios de un tratamiento muy duro para un cáncer muy cabrón.

  • El “efecto placebo” de la homeopatía me permitió que durante toda la quimioterapia (seis meses de tratamiento – 16 ciclos) pudiera hacer deporte – paseos con Coco, bicicleta y natación-, no dejara de trabajar, no dejara de estudiar, de leer, me certificara en adwords (google). Nunca he dejado de comer, no he vomitado ni una sola vez, no he tenido llagas en la boca -y eso que cuando comencé llevaba aparato-, no he tenido dolores articulares, no me han tenido que dejar de poner ni un solo ciclo de quimio.

 

  • El “efecto placebo” de la homeopatía supuso que durante la cirugía apenas sangrara, hecho que mi cirujana comentó de forma sorpresiva y positiva, ni apenas drenara. Da la casualidad que cuando dejé de tomar la homeopatía para controlar el seroma y empecé a tomar para controlar los sudores nocturnos, efecto de la terapia hormonal, el seroma me dio mucha guerra y retrasó el comienzo de la radioterapia. Cuando lo volví a tomar, el seroma se redujo muchísimo y pude iniciar el nuevo tratamiento.

 

  • El “efecto placebo” de la homeopatía junto al uso de cremas  durante la radioterapia ha llevado a que mi enfermera Elena me haya dicho “tu piel está intacta, es increíble, parece que no te hemos irradiado”

 

  • La ausencia del “efecto placebo” de la homeopatía para controlar los sofocos y sudores nocturnos provocados por el loxifan (terapia hormonal) hace que muchas noches me despierte varias veces chorreando de sudor y pase de estar muerta de frío a tener unos calores de sauna. Ahora mismo me centro en la homeopatía para la radio, como solo me quedan tres sesiones (hip, hip…hurra!) en nada proseguiré como una tonta con los granulos que me ayudan a reajustar el organismo. No hace falta tomarlos durante toda la vida, ni mucho menos, pero ayudan al cuerpo a controlar esos efectos.
IMG_20160312_142632(2)

La compañía y amor de Coco también funcionan

 

Tomo homeopatía haciendo uso de mi libertad de elección y he experimentando en primera persona que funciona. Si alguien me pide consejo y es de Madrid, le diré que vayan a la consulta de Gualberto Díaz, el médico homeópata que me lleva.

A mí me parece igual de bien que haya personas que confíen como que haya personas que no confíen en la homeopatía. Yo no soy como algunos “profesionales” que se llevan dinero de la industria farmacéutica para hablar bien de algún producto en un estudio científico que se vende a bombo y platillo, para recetarlo y comercializarlo. Yo no me llevo ni un duro por esto y quizá lo que sí me lleve es un pensamiento de muchos de “está tirando el dinero, eso no vale una mierda”. Me da igual.

Lo que no me deja indiferente es la actitud de muchos cuando publican los últimos estudios de homeopatía o hacen comentarios respecto a ella dejándonos como tontos a quiénes sí la usamos. No lo entiendo. Si al final es mi dinero y es mi cuerpo. Si estás en contra no la tomes, publica la noticia según tus pensamientos, pero deja a un lado y no critiques a quiénes sí la utilizamos.

Efectos secundarios radioterapia

El post de hoy es algo diferente, me hubiera gustado poder ayudar más a personas que pasan o vayan a pasar por lo mismo, que es el fin de este blog, pero no sé si algo tendrá que ver también la homeopatía que no ha aparecido ni un solo efecto secundario de la radioterapia. Ni uno.

Al comenzar con el tratamiento mi Doctora Silvia me explicó de forma detallada y clara los efectos más probables y alguno que otro menos general que podían aparecer con el paso de las irradiaciones. Al día de hoy he recibido 22 ciclos, por lo que termino el próximo miércoles 16 de marzo, y estos efectos no han hecho “toc, toc” en mi cuerpo.

No he perdido el apetito, ni tengo problemas para conciliar el sueño (los problemas de sudores y sofocos como he mencionado es por terapia hormonal). Nada de cansancio ni de fatiga, es más, me apunté a pilates una semana antes de empezar la radio y he vuelto a sentir el dolor placentero de las agujetas. También me voy a andar mis dos horitas con Coco y estoy pensando en apuntarme a la carrera que organiza la AECC el próximo 17 de abril. De momento a la de 4 kilómetros, pero ya os digo que mi cuerpo me pide volver a runnear…

¿Y la piel? Pues como digo líneas más arriba mi enfermera Elena está muy contenta porque le había dejado una papeleta importante, y ni apenas está enrojecida, ni cambio de color, ni irritabilidad, ni ampollas, ni rozaduras, ni nada de nada. Esto en nada lo estoy celebrando.

¿Os acordáis de mi tercer mantra? Lo escribía en este post tras la mastectomía Aunque me quedan tres sesiones, me tiro a la piscina…

¡CUMPLIDO CON MATRÍCULA DE HONOR!

 

 

 

 

9 comentarios

  1. Chapó!!!! No puedo decir más ,no hay mejor estudio científico sobre la homeopatía y la alimentación que tu ejemplo ,si es placebo ……bendito placebo y me viene una frase a la cabeza que ultimamente le adjudicaría a más de un@ ,cuando les explico algo sobre este tema y tu experiencia y estos me contestan “prefiero no saber” “de algo hay que morir ….si hay que estar mirando que comes y que no…..” y les digo ……”la ignorancia no es no tener conocimientos ,es negarse a tenerlos ….” #findematabicho en 3-2-1 go…go…go!!!!

  2. Grandiosa, like everrrrr!!!!….es increíble la cantidad de ayuda que estarás proporcionando con tus “palabras”….a todo el mundo, cada uno de tus post me han proporcionado una lección de vida…así que….gracias, Sist!!!…y ya sabes que sigo contigo!! Besazo

  3. Un placer comentar contigo y tu hermana experiencias en la puerta de radio.
    Somos guerreras nuestra arma sonreir a la vida,con o sin.
    Pilar.

  4. Pilar ,nos encantó conocerte ,” irradias” optimismo ,alegría y ganas de vivir la vida de una manera intensa ,te deseo que se cumplan todos y cada uno de tus objetivos , estoy segura que con tu actitud los conseguirás y quien te sobre o se ponga en tu camino ,como tu dijiste …..fuera!!!!
    Un beso !!
    Vicky 😉

Deja un comentario