La macrobiótica y dos ricos aperitivos fáciles y nutritivos para deportistas

recetas macrobioticas

En mi anterior post os comentaba que estoy en fase de despegue, y mientras voy calentando motores para tomar la velocidad adecuada y remontar sin nuevas lesiones le he tomado la mano a la macrobiótica. Llevo apenas un par de semanas experimentando este tipo de cocina, pero ya han sido muchos los artículos que me he leído sobre la misma y varias las conversaciones con personas que se alimentan de esta manera hace tiempo.

No voy a dar lecciones maestras porque no soy ninguna experta, pero si voy a esbozar algunas líneas que quizá despierten tu curiosidad para querer saber más de esta disciplina. Además, os hablaré de dos recetas muy fáciles y que a los deportistas nos viene genial por su aporte de nutrientes sin grasas ni colesterol. ¿Me acompañas?

“Eres lo que comes”

Cuántas veces hemos escuchado lo importante que es la alimentación, realizar una dieta sana y variad, seguir la pirámide nutricional… El problema es que no nos enseñan a comer y esta ausencia de conocimiento unida a la voraz publicidad realizada por las grandes marcas, tanto en los medios de comunicación como en los supermercados – con sus colores llamativos, sus paquetes bien presentados, su ubicación en las estanterías, sus titulares “sin azúcares añadidos”, “con vitaminas y minerales”, etc.- nos llenan la cabeza de ideas erróneas que justo nos hacen llevar una dieta muy desequilibrada.

La esencia de la macrobiótica es justo el equilibrio y para encontrarlo no hay nada mejor que ingerir alimentos lo menos procesado posible y de temporada. El exceso de azúcares refinados en los alimentos (pan blanco, pasta blanca, bebidas carbonatadas, etc.) explica la selección de alimentos integrales y ricos en fibra. De la misma manera y en la medida de lo posible se comprarán productos ecológicos.

alimentos ecológicos

Los productos ecológicos

Sé lo que me vais a decir: los productos ecológicos son más caros. Lo sé y lo noto en mi bolsillo, sobre todo este primer mes que he tenido que hacer el primer desembolso grande porque no tenía de nada.

No os digo que compréis todo ecológico, pero sí que intentéis incorporar alimentos eco y así ayudar a vuestro cuerpo reduciendo la toxicidad que ingerimos cada día. Por ejemplo, podéis comprar la legumbre, la pasta, el arroz, los cereales… Para la fruta y la verdura, si os interesa, podéis buscar un grupo de consumo de vuestra ciudad o cercano, que siempre será más barato que comprarlo en una tienda.

Probad a incorporar alimentos eco en la medida de lo posible, quizá no lo notéis en el sabor, pero vuestro cuerpo se alegrará.

Recetas fáciles y nutritivas

Seguiré ahondando más en la macrobiótica, mientras, en este post os traigo dos recetas muy sencillas, básicas para la macro, y que a los deportistas como tentempié nos vienen genial: el hummus y las manzanas asadas.

Ingredientes hummus

Hummus: Mi consejo es que preparéis cantidad para 4, 5 días y así siempre tengáis en el frigorífico para un rico y sano aperitivo.

  • Ingredientes: garbanzos (bote ecológico 2 euros), una cucharilla de tahin (se vende en herbolario), un diente de ajo, comino, zumo de limón, chorrito de aceite y un poquito de agua… ¡y a batir!
  • Para 500g de garbanzos añado el zumo de medio limón, pero os aconsejo que vayáis probando según os guste más o menos fuerte. Igual pasa con el ajo y el comino.
  • No supone ninguna preparación, simplemente hay que escurrir los garbanzos y darles un par de lavados, colocar en el recipiente donde luego vayamos a batir, e ir incorporando el resto de los ingredientes. No tiene más misterio.
  • IDEAL: para los almuerzos y meriendas, untado en una tostada de pan integral, en tortas de arroz, de maíz…
  • Rico en proteínas, bajo en grasa y colesterol y aporta hidratos de bajo índice glucémico, así que evitarás los picos de ansiedad que te llevan a comer alimentos no saludables entre las comidas principales.

Por qué cocinar la fruta

Atención a aquellas personas que les cuesta perder la grasa: puede ser que anteriormente no hayas cuidado tu alimentación y que ahora, aunque sí le prestas mucha atención y haces deporte, pierdes peso pero te cuesta desprenderte de la grasa que se adiposa en estómago, caderas y, en general, en los puntos débiles de cada persona.  La macro explica que abusar de ensaladas y frutas y verduras frescas y sin cocinar, ayuda a que la grasa se instale en esas zonas.

Al igual que si pones aceite en un vaso se hace un bloque si hace mucho frío, la grasa corporal sufre las mismas consecuencias con demasiados productos frescos y sin cocinar. Por ello la macro incorpora bebida de tés e infusiones antes de las comidas, muchas sopas y fruta y verdura cocinada. ¡Vamos con las manzanas!

Manzanas asadas

Manzanas golden con miel, limón y canela. Aprovecha el calor del horno para hacer un buen número de ellas y así disponer de un rico alimento bajo en grasas y rico en fibra.

  • Precalienta el horno a 180º mientras vas preparando las manzanas
  • Lava bien las manzanas y haz un agujero donde el rabito, quitando éste. Agujerea con un tenedor las manzanas.
  • Colocamos las manzanas en un recipiente para el horno donde habremos puesto una capa de agua.
  • En el agujero de las manzanas pondremos un chorrito de miel, un poco de limón exprimido y un trozo de canela en rama
  • Metemos el recipiente en el horno, que ya habrá tomado temperatura y esperamos entre 30-40 minutos
  • IDEAL para almuerzos y meriendas, por qué no, para tomar en el desayuno junto a un buen tazón de leche de avena con muesli
  • Aporta fibra y vitaminas, y junto al limón, miel y canela que añadimos tenemos un alimento antioxidante perfecto para deportistas

¡A disfrutar de estos ricos aperitivos! 

2 comentarios

Deja un comentario