10 consejos para ser deportista en vacaciones

Torrijas de ozuquecalor

Torrijas de ozuquecalor

Muchos ya estáis de vacaciones de Semana Santa; A otros aún os quedan algunos días para desconectar de la rutina del día a día y recargar las pilas. Quiénes me leéis desde fuera de España y no tenéis estas fiestas, o simplemente no las vais a poder disfrutar, no pasa nada, este post se ajusta a cualquier periodo vacacional en el que entramos en estado “total, por unos días no pasa nada”

Si el deporte no es tu vida, ni tu trabajo; Si el deporte es tu afición, una vía para recuperar salud y bienestar, que no se convierta en una obsesión. Ahora bien, nunca tires por la borda todo el trabajo que realizas el resto del año. Encontrar el equilibrio entre obsesión y constancia, a veces es complicado, por ello quiero compartir algunos consejos, nacidos desde la propia experiencia,  que os permitan disfrutar de vuestra desconexión sin que la felicidad se convierta en una curva barriguda.

Algunos de estos consejos son aplicables durante todo el año; otros se ajustan más para estos días de recreo.

Consejos para ser deportista en vacaciones:

1)      Bebe un vaso de agua nada más despertarte. Hidrata tu cuerpo, activa tu metabolismo y eliminas toxinas.

2)      Intenta que tus platos sean equilibrados. En vacaciones se tiende a abusar de los hidratos y las grasas. Vamos a intentar no dejar de lado las proteínas y no abusar de la ingesta de grasas, sobre todo las perjudiciales. No es lo mismo acompañar la cervecita con unos frutos secos, que con unas patatas fritas.

El buen tiempo invita a las terracitas, las cañas y las tapas. No voy a desglosar las calorías que esto puede suponer al cabo de un día y menos aún al cabo de una semana. Hay que ser conscientes y, si bien no es necesario encerrarse en casa para evitar la tentación, vamos a intentar no abusar de los fritos, las salsas, etc.  Por lo general, cuánto más natural sea un alimento, mucho mejor.

De aperitivos: mejor frutos secos, unos boquerones, unas aceitunas, un montadito de jamón serrano, de atún, una brocheta de sepia (aliñada con limón, mejor que mayonesa)…que una ración de oreja, unas patatas bravas, unos calamares rebozados…

El alcohol suma calorías sin aportar nutrientes, por lo que mejor una cerveza sin alcohol que una normal, una copa de vino es sano (si nos bebemos media botella, pues no); los refrescos son puros azúcares. Si te gusta el té, estás de suerte: son refrescantes y sin calorías. A mí, por ejemplo, me encanta el té rojo con hielo.

3)      Intenta que tus comidas sean equilibradas. Antes hablábamos de los platos, ahora de las comidas del día. Si en tu comida “te has pasado” y tú sabes a qué me refiero cuando escribo “te has pasado” compensa con la cena. Una de las dos comidas principales  tienen que funcionar como dique para que las calorías no se disparen. De todas formas, si te tienes que pasar en alguna comida, que sea en el desayuno.

4)      Estamos de suerte, ahora hay gran variedad de fruta y muy refrescante y nutritiva. Si te vas de tapitas, al menos que los picoteos entre comidas sean fresas, kiwis, naranjas o la fruta que más te guste (si justamente es el plátano, con uno vas servido). Si no te gusta la fruta (no sabes lo que te pierdes), intenta tomarla en zumos naturales, pero tampoco abuses de ellos, la cantidad aconsejada entre fruta y verdura son cinco porciones. Olvídate de los bricks de zumo, son azúcares.

5)      Seguimos con los alimentos…Sé que en vacaciones no apetece comer una acelgas o unas espinacas con ajitos. Pero hay infinidad de ensaladas que se pueden hacer, muy sabrosas y ligeras. Además de carnes o pescados a la plancha la mar de rebuenos.

6)      ¿Quieres un helado? Mejor que sea artesano, y fuera la nata, el barquillo y el sirope de acompañamiento. Una buena alternativa es un granizado.

7)      Estar con la familia, tu pareja, los amigos compartiendo tiempo junto es genial, pero influye en el tiempo que tienes para dedicarle al deporte. Si puedes mantener rutina, no hay problema; si tienes que ajustarlo porque tienes poco tiempo, eleva la intensidad. Menos tiempo, más intensidad

8)      Si quieres darte un descanso y aparcar tu rutina, aprovecha cualquier oportunidad para ejercitarte: camina, pasea por la playa, haz una ruta por el campo, sube escalones, juega a las palas en la orilla, nada, monta en bici, juega con la colchoneta en el agua…

9)      Si aparcas tu rutina, haz algunos ejercicios de estiramientos. Con quince minutos al día es suficiente y tu cuerpo lo agradecerá.

10)   Aprovecha para descansar. En una semana apenas se pierde estado de forma, así que no sufras. A partir de la semana/diez días comienzan a encenderse las luces de alarma.

En resumen, en cuanto a la nutrición, si no eliges la opción más sana, tampoco te vayas a la más enfermiza. Si alguna vez tienes antojo y te quieres dejar llevar (que tampoco pasa nada, siempre que sea algo puntual y no hábito), equilibra el resto del día; En cuanto al deporte, si no tienes tiempo, aumenta la intensidad. Si aparcas tu rutina, muévete y estírate. Sobre todo, ¡descansa y disfruta!  

¿Sueles hacer deporte en vacaciones?, ¿qué deportes practicas?

2 comentarios

  1. En estas vacaciones hay tiempo para todo….descansar, visitar y un poco de deporte al aire libre si hay buen tiempo! Bici, correr, paseos por la naturaleza! Gracias por estos consejos tan sanos!

Deja un comentario